Una franquicia inmobiliaria que evoluciona contigo.

Que un método de trabajo sea intocable, es ponerse una venda en los ojos.

Por eso aquí no hay un método intocable, ni objetivos que eleven tu frustración.

Queremos que tengas un negocio próspero, que llegue a tu próxima generación. Que dejes un legado, y que tus hijos hablen de ti orgullosos.

Y para eso no hay otra que tener un sistema de trabajo abierto a la mejora, continúa, impartido por formadores que siguen al pie del cañón. Que están en la calle, porque no han dejado de vender casas.

A quien realmente le gusta este trabajo, nunca deja de vender casas.

Hemos cambiado de rumbo el negocio de la franquicia inmobiliaria, porque no pensamos en el número de oficinas que se abrirán. Eso no es lo importante para quien sabe mirar más allá de su ombligo.

Estamos al día de esos recursos que te hacen vender más casas a mejor precio, donde tus clientes se conviertan en fans de tu negocio y de la marca que tú haces grande.

Ni nos vamos a quedar atrás, ni dejaremos que te quedes.

Miremos juntos hacia delante.

Aprender es innegociable.

Para que respeten a tus asesores, tienen que hacerse respetar.

Eso se lo da la experiencia y el conocimiento.

En el aprendizaje está la evolución.

Porque si ofreces un servicio que esté a la altura, no faltarás el respeto a tus clientes. Y ellos te corresponderán con creces.

Por eso necesitas saber lo que mañana te hará marcar la diferencia como inmobiliaria.

No son ni los tours virtuales, ni la puerta fría, ni la megacamara 360º, ni el Big Data, ni los padres del Big Data… en el mundo inmobiliario hay muchos sacacuartos que no sirven para conseguir vender casas a buen precio.

Formamos a tus asesores para que asesoren de verdad, y no tengas que cambiar de equipo cada dos meses.

La rotación de asesores no te conviene y que se vayan menos.

Pierdes mucho tiempo en selección de personal. 

Súmale que no eres experto en recursos humanos, por lo que es más fácil que ganes a la ruleta que contratar a un posible buen asesor inmobiliario.

Te enseñaremos a seleccionar a las personas adecuadas para cada puesto.

El dinero se te irá en regalar nóminas, con sus seguros sociales, conciliaciones, despidos, etc.

A tu equipo no lo formas tú. Lo formamos nosotros. Así tú te centras en lo realmente importante: tu negocio.

Ten un equipo empoderado. Bríndales la oportunidad de saber hacer bien este trabajo para que avancen como profesionales.

Ellos verán en ti un ejemplo a seguir como empresario y como persona.

Recuerda que eres importante.

Años conociendo la operativa de otras inmobiliarias desde dentro dan para ver donde están los problemas y evitar cometer los mismos errores.

Olvídate de estar quemado, de no tener voz, ni voto, de pagar una barbaridad por muebles, escaparates, formación anticuada y servicios que huelen a cerrado. 

Olvida la idea de que sin esa marca grande que guarde tus espaldas no eres nada.

Porque sin ti, sin franquiciados como tú, la marca no existiría, por muy grande que se crea.

Recuerda que eres importante.

Ambos debemos serlo para que la balanza del dar y el recibir sea igual para los dos.

Queremos a franquiciados comprometidos con la marca, y una marca comprometida con los franquiciados.

Una nueva filosofía inmobiliaria en plena expansión, con una nueva estructura, llegando a cada rincón de España, después de habernos ganado el corazón de muchos madrileños.

Nadie te va a decir cómo te tienes que vestir. No te vamos a obligar a que compres corbatas con nuestro logo.

De hecho, la mayoría no llevamos corbatas. Pero si a ti te gustan, te la pones.

Eres un adulto, y te tratamos como tal.

Eres mayorcito para saber cómo tienes que vestir en cada situación.

Tampoco harás de cartero con revistas, ni fotocopiarás folletos en cuartilla escritos con boli haciéndote pasar por un comprador interesado, ni llevarás un maletín de poliéster, ni harás presentaciones en PowerPoint.

Royalties claros y con Mucho incluido.

Pagas tu mensualidad y tienes todo incluido.

  • Si te invitamos a una convención, tranquilo, no hay que pagar a escote. No tienes que pagar 50 € por cabeza, ni comida, ni bebida. Está todo pagado.
  • Si ponemos vallas publicitarias, no tienes que poner un extra de tu bolsillo.
  • Tampoco te pediremos  nada para publicidad en autobuses, ni el metro, ni en periódicos.
  • Tampoco pagas nada por el resto de cosas que hacemos para que nuestra marca, y la que puede ser tuya, llegue a más gente. Esas cosas las verás solo estando dentro. Nos paran de copiarnos.


No te engañes. Lo bueno por conocer es mejor que lo malo conocido.

Si lo piensas fríamente, verás que todo son ventajas.

Te ayudamos a optimizar tus habilidades y tus recursos para que no seas una inmobiliaria obsoleta, yendo a la deriva en un sector con tanta competencia.

Tú te centras en tu negocio, y tus asesores en vender casas a buen precio.

Tu anuncio lo subimos nosotros, los contactos te los filtramos nosotros, las visitas las califica el departamento financiero.

Céntrate en lo importante: captar casas y venderlas a buen precio. Ni más, ni menos.

Piensa en todas las horas que te vas a quitar de encima en trabajos para los que no estáis cualificados.

No sois fotógrafos, ni arquitectos, ni asesores financieros. Adiós al asesor multiusos disperso.

No estás aquí porque se hayan alineado los planetas o porque el destino se haya vuelto caprichoso. 

Sabes que tu negocio puede ser mejor y más rentable, sin convertirte en un esclavo de tu propia empresa.

Te enseñamos a trabajar utilizando la cabeza para que tu corazón y el corazón de cada uno de los componentes de tu equipo, lata incansable y quiera ir a trabajar cada día con una sonrisa, independientemente de si llueve, truena o cae una Filomena.

Si tu corazón palpita alegre al leer esto, es muy probable que estemos destinados a estar juntos. 

Si es un témpano de hielo, déjalo estar y ponte a otra cosa. 

Seguro que tienes cosas más importantes que hacer, como mandar a tus asesores a repartir panfletos, a que hablen del tiempo con cualquier vecino o ponerte a leer el Marca.

Eres libre para vender donde quieras.

Vente a una marca inmobiliaria en plena expansión, donde la formación está actualizada y orientada a la experiencia del cliente.

Cuando nos centramos en eso y no en el facturado, la media de clientes nuevos a los que éramos recomendados por cada cliente subió de 4 a 11.

Cada cliente nos recomienda a 7 clientes más.

Esto si es una inversión a largo plazo.

A Carlos, cliente desde 2017, empezamos vendiéndole una casa que heredó de sus padres.

No fue una operación fácil. Pero la sacamos adelante, con la ayuda de Iván, uno de nuestros abogados.

Hasta hoy Carlos y su familia, se han cambiado dos veces de casa. Tanto la venta como la compra la hemos gestionado nosotros.

Los padres de Carlos no solo le dejaron una casa. También un terreno en Málaga. Una casa en Salamanca, y dos apartamentos Salobreña.

Le vendimos todas las propiedades. El cómo, te lo contamos en nuestros cursos de formación.

Hoy no hace falta reducirse a tener una oficina en una zona delimitada. 

Eso es tener una mente muy limitada.

También nos recomendó a amigos y familiares, con casas en diferentes ciudades y provincias. Y las vendimos.

Los referidos es algo tan importante y tan potente, que no vas a regalar esa relación que has ido cultivando a otra oficina por nada.

Si quieres ahorrarte desplazamientos, y hay otra oficina Novalinmo allí donde esté la casa que vas a vender, puedes apoyarte en ella y si quieres, puedes pactar un reparto de honorarios, pero es cosa tuya.

Nosotros te formamos, para que tu cliente, antes que a la marca, te quiera a ti.

Además de vender casas a buen precio, esto va de cultivar relaciones a largo plazo, de forma natural. Sin forzarlo.

Aquí no hay zonas. Vende dónde quieras.

No te obligamos a regalar comisiones a otra agencia de la misma marca.

No tienes por qué abrir una oficina.

No necesitas una oficina para desarrollar todo lo que implica el trabajo de asesor inmobiliario. Depende más de lo que tú quieras, y para ayudarte a enfocarlo estamos nosotros.

Crece de manera sostenible. Empieza con opciones más flexibles. Apoyándote en un coworking es más que suficiente.

No vas a vender más por tener un escaparate, que solo es un imán para vecinos curiosos.

Este trabajo va de vender casas y de conocer gente. Si vas a la casa que quieres captar, también conocerás a su propietario, ahorrándole atascos innecesarios en ir a tu oficina.

Pónselo fácil.

Si más adelante, quieres abrir una oficina, estudiamos tu apertura en la zona que más te guste, pero haciendo un estudio de mercado previo.

Abrir una oficina es algo muy serio, como para hacerlo a ojo de buen cubero.

Si quieres cambiar de marca y aprovechar tu oficina, nos ponemos a ello para que la transición sea rápida y fructífera.

Y tranquilo, no tienes que comprar muebles que te salgan por el doble de lo que valen en el mercado solo porque lleven el sello de Novalinmo.

Rellena el siguiente formulario para conocernos mejor.

En breve nos pondremos en contacto contigo.